Saltar al contenido

Biografía de Alexander Graham Bell

Imagen del rostro de Alexander Graham Bell en blanco y negro

Alexander Graham Bell

 

Imagen de Alexander Graham Bell

Nació en Edimburgo, Escocia, en marzo de 1847.

Era hijo del profesor Alexander Melville Bell y de Eliza Grace, y hermano de Melville James y Edward Charles que murieron de tuberculosis.

Imagen de familia de Alexander Graham Bell

En casa le llamaban “Aleck” ; y había heredado de su madre una sensibilidad y un talento especial para el arte, la poesía y la música; pues tocaba el piano sin haber recibido clase alguna.

Alexander Graham Bell se vio sensibilizado por la sordera gradual de su madre y juntos desarrollaron un lenguaje de señales con el que se comunicaban.

Este fue el motivo por el cual estudió acústica.

Su familia estaba relacionada con la enseñanza de la locución, de tal manera que su padre publicó varios libros para mudos, donde enseñaba a articular palabras y a leer el movimiento de los labios para entender a los demás.


Juventud

 

Su mejor amigo era Ben Herman, hijo del molinero, con el que compartía travesuras.

Ayudando a descortezar trigo en el molino, con 12 años se le ocurrió construir un dispositivo que combinaba las paletas giratorias con los cepillos de clavos, creando una sencilla máquina que fue utilizada durante años en el molino.

Comenzó sus estudios en casa, para continuar matriculado en la Royal High School de Edinburgo hasta los 15 años, cuando abandonó porque estaba solamente interesado en la biología, además de otras ciencias.

Así que, le enviaron a Londres con su abuelo durante un año, con el cual aprendió a hablar claro y conciso, cualidades que le hicieron falta para ser profesor.

A los 16 años, ingresa en la Weston House Academy de Moray, Escocia, como aprendiz de profesor de locución y música.

A los 19, Bell traduce y estudia el libro del científico alemán Hermann Von Helmholtz, “Sensation of tone” (sensación del tono).

Imagen de la portada del libro de Hermann Von Helmholtz sensación del tono

En este libro se basa su futuro trabajo sobre la transmisión del sonido.

Bell cree que si una vocal de sonido puede ser producida por un medio eléctrico, así mismo, también podrían serlo las consonantes, articulando así el habla.

En 1865 regresa a la Weston House como asistente, donde continúa experimentando con electricidad para transmitir el sonido, probando con un cable de telégrafo.

Es en esa época cuando fallecen sus hermanos, y los padres deciden emigrar al Nuevo Mundo.


Canadá

 

En 1870, toda la familia viaja a Canadá, y después de unos días con un amigo de la familia, se instalan en Brantford, Ontario, donde compran una granja de diez acres.

Allí diseñó un piano capaz de transmitir su música a distancia por medio de la electricidad.

En 1871, le proponen para un puesto en Montreal, para enseñar su propio sistema de lenguaje de señales.

Posteriormente, acepta una oferta rechazada por su padre para entrenar a los instructores de un colegio para sordomudos de Boston, y repite el mismo programa en otras escuelas para sordomudos en Hartford y en Northampton.


Teléfono

 

imagen del prototipo de primer teléfono de Bell

En esa época, con la colaboración de Thomas Watson, diseña un aparato que convierte los impulsos eléctricos en sonido y viceversa.

Lo registra en la oficina de patentes de los Estados Unidos en 1876 con el nombre de teléfono.

Imagen de la patente original del teléfono de Graham Bell

Ese mismo día Elisa Gray, con quién tendrá una larga batalla judicial, había registrado un invento similar.

Aunque, en 2002, se le devuelve la autoría de la invención al norteamericano de origen italiano Antonio Meucci, quién la había registrado en 1860, con el nombre de “Teletrófono“.

En 1877, crea la Bell Telephone Company, e introducen numerosas mejoras convirtiendo el teléfono en el producto más exitoso.

Imagen del primer teléfono
Teléfono de A. Graham Bell

Ese mismo año se casó con Mabel Hubbard en Cambridge, Massachusetts, con quien tendrá dos hijas.

Foto de la familia Bell

Dos años después, compra la patente de Édison para el “micrófono de carbón”, con el que mejora la transmisión a largas distancias.

Bell junto a Charles Summer Tainter inventan el ” fotófono”, un teléfono inalámbrico que permitió la transmisión  de sonidos y conversaciones humanas mediante un haz de luz (precursor de la fibra óptica).

Imagen de los componentes del fotófono
Fotófono

Para Alexander Graham Bell este era su mayor logro.


Logros de Graham Bell

 

También se le considera el inventor del primer detector de metales , y además:

  • del grafófono o fonógrafo.
  • de las células de selenio.
  • el hidroala.
  • y la aeronáutica.
Imagen del Graphophone o Fonógrafo
Fonógrafo

En 1888, Alexander Graham Bell fue uno de los fundadores de la National Geographic Society, y en enero de 1898, asumió la presidencia de dicha institución.

En el año 1891, Bell había comenzado una serie de experimentos para desarrollar aeronaves propulsadas más pesadas que el aire.

En 1898, Bell experimentó con cometas caja tetraédricas y alas, construidas uniendo varias de estas cometas forradas con tela de seda de color carmesí.

Bell y su asistente Frederick W. “Casey” Baldwin comenzaron la experimentación de un hidroala en el verano de 1908 como una posible ayuda al despegue de aviones desde el agua.

Imagen del hidroala de A. graham bell
Hidroala

AEA

 

Bell era partidario de la investigación en ingeniería espacial a través de la Aerial Experiment Association (AEA), formada oficialmente en Baddeck, Nueva Escocia, con su apoyo, en octubre de 1907.

El trabajo de la AEA progresó hacia las máquinas más pesadas que el aire, aplicando sus conocimientos de las cometas a los planeadores.

Imagen del avión de Alexander Graham Bell con alerón en el ala

Uno de los inventos de la AEA, una forma práctica del filo del ala para instalar el alerón, se convertiría en un componente estándar en todos los aviones, además del timón de cola.

Bell recibió varios premios como la “Legión de honor” del gobierno francés, el Premio Volta de la Academia Francesa de Ciencias, la Medalla Albert de la Royal Society of Arts, y la Medalla Édison.

Finalmente, Alexander Graham Bell murió de anemia, en agosto de 1922, en su casa de Nueva Escocia a los 75 años de edad.

Siempre será considerado uno de los más grandes inventores de todos los tiempos.