Saltar al contenido

Alessandro Volta


Alessandro Volta

Alessandro Giuseppe Antonio Anastasio Volta.

Nace en Lombardía, Italia, en febrero de 1745.

Hijo, de madre noble y padre de la alta burguesía de Como, Italia.

Con siete años fallece su padre y la familia se hace cargo de su educación.

Desde muy joven se interesó por la física, aunque su familia deseaba que siguiera la carrera de abogacía, y se las ingenió para estudiar ciencias.

De 1765 a 1769, con la ayuda de su amigo Guilio Cesare Gattoni, sacerdote, se dedicó particularmente al estudio de los fenómenos eléctricos, que interpretó de manera muy personal.

En 1767 escribió acerca de algunas observaciones e ideas sobre la electricidad a Giovan Battista Beccaria, profesor de Turín, quien no las aprobó. Volta le replicó entonces con su primer texto impreso, De vi attractiva ignis electrici ac phaenomenis inde pendentibus, que se considera el germen de toda la doctrina eléctrica de Alessandro Volta.

En 1774 fue nombrado profesor de física de la Escuela Real de Como, Italia.

Un año después, Volta realizó su primer invento, un aparato relacionado con la electricidad.

Con tres discos metálicos separados por un conductor húmedo, y unidos con un circuito exterior. De esta forma logra por primera vez, producir corriente eléctrica continua, inventando el electróforo perpetuo.

Un dispositivo que una vez que se encuentra cargado, puede transferir electricidad a otros objetos, y que genera electricidad estática.

Entre 1776 y 1778, se dedicó a la química, descubriendo y aislando el gas de metano.

Un año más tarde, en 1779, fue nombrado profesor titular de la cátedra de física experimental en la Universidad de Pavía.

En 1780, un amigo de Volta, Luigi Galvani, observó que el contacto de dos metales diferentes con el músculo de una rana originaba la aparición de corriente eléctrica. Volta llevó a cabo diversos experimentos acerca de los fenómenos comprobados por Galvani, y empezó a dudar de ellos.

En 1794, Volta comenzó a experimentar con metales únicamente, y llegó a la conclusión de que el tejido animal no era necesario para producir corriente.

Durante tres años más de investigación pudo comprobar las propiedades que le permitieron desarrollar la primera pila eléctrica.

La primera demostración de su funcionamiento se produce en el año 1800.

La pila de Volta

En junio de 1800, la Royal Society da crédito a este invento y se confirma a Alessandro volta como su inventor.

Un año más tarde, en otoño de 1801, Volta viaja a París, Francia, invitado por Napoleón para exponer su invento, y a quien deja entusiasmado.

El emperador, impresionado con la batería de Volta, le nombra Conde y Senador del reino de Lombardía, y además le otorga la medalla de oro al mérito científico.

El emperador de Austria le nombró director de la facultad de filosofía de la Universidad de Padua, en 1815.

Y en 1816, en Florencia se publican sus trabajos en cinco volúmenes.

Los estudios de Volta se orientan ahora hacia las propiedades eléctricas, como la intensidad y la conductividad.

Persona excepcional por su cultura, moral y fe, y por sus habilidades y dialéctica, muere en marzo de 1827 admirado por todo el mundo científico.

Y muestra de ello es que ponen su apellido a un asteroide, una roca, un coche,…

La tensión eléctrica es conocida como voltaje.

Y además, en su honor, la unidad de fuerza electromotriz del Sistema Internacional de Unidades lleva el nombre de voltio desde el año 1881.