Saltar al contenido

La lavadora

 

La lavadora, desde sus inicios hasta hoy en día, ha pasado por múltiples cambios, ha mejorado sus acabados y se han ampliado los extras. Ha hecho que el proceso de lavado sea más cómodo para los usuarios, con un acabado de limpieza superior y con una clasificación por tejidos, medición del peso, para un correcto uso del agua favoreciendo su ahorro, control de encendido y apagado a través del teléfono móvil, bloqueo de seguridad para niños e incluso auto diagnóstico, en caso de avería, a través del teléfono con el servicio técnico.


Desde tiempos inmemorables, los seres humanos han lavado sus prendas de vestir con agua en los ríos y lagos.

Con el tiempo se construyeron zonas de lavado de la ropa, canalizando el agua hasta unos diques con zona de lavado, también llamados lavaderos.

Los lavaderos eran de uso público, pues solo unos pocos podían tener uno en su casa.

A mediados del siglo XIX surgió la idea de colocar la ropa dentro de un cubo de madera y darle vueltas usando una manivela que la hacía girar.

Imagen de cubo de lavar con escurridor de rodillos

En 1858, Hamilton Smith construyó la primera lavadora de tambor, que giraba gracias a una manivela que removía la ropa dentro de una pila de agua.

Imagen de lavadora manual con escurridor de rodillos

A este artilugio se le añadió en 1884, por William Thomas ,un calentador a gas.

Posteriormente, en el año 1906, se le incorporó un motor.

 

¿quién inventó la lavadora moderna?

 

Fue, Alva John Fisher ingeniero e inventor, quién tuvo la idea en 1906 de insertar un motor para facilitarnos el trabajo, aunque no lo patentaría hasta 1910.

Cuatro años más tarde (1914) comenzaron a fabricarse las lavadoras eléctricas en serie.

Así nació la lavadora moderna.

Imagen de lavadora moderna

Con el tiempo se han realizado numerosas mejoras y todavía se esperan muchas novedades sobre este invento, que tan fácil nos ha hecho la vida.